Adenoamigdalectomía | Amigdalectomía | Adenoidectomía

La cirugía de las amígdalas usualmente es realizada por aumento exagerado del tamaño de las mismas, por infecciones recurrentes o por acumulación excesiva y molestosa de caseum o tonsilolitos que pueden provocar mal aliento. La cirugía de las adenoides se la realiza usualmente también por aumento de tamaño o por infecciones asociadas. Se trata de cirugías ambulatorias, es decir, no es necesario hospitalizar al paciente usualmente.


DEFINICIONES

Amigdalectomía


La amigdalectomía es definida como un procedimiento quirúrgico realizado con o sin adenoidectomía, en el cual se remueven completamente las amígdalas palatinas, incluyendo su cápsula. Puede ser realizada en adultos o en niños.


Adenoidectomía


La adenoidectomía es definida como un procedimiento quirúrgico en el cual se remueven las adenoides. Usualmente se la realiza en niños ya que a partir de los 7 años de edad las adenoides tienden a atrofiarse.


Adenoamigdalectomía


La adenoamigdalectomía es definida como un procedimiento quirúrgico en el cual se remueven tanto las adenoides cuanto ambas amígdalas palatinas. Es un procedimiento usualmente realizado en niños.


Hipertrofia adeno - amigdalina

La hipertrofia de amígdalas y adenoides es el aumento del tamaño tanto de las amígdalas, cuanto de las adenoides.

Hipertrofia adenoidea


La hipertrofia de adenoides es el aumento del tamaño de las adenoides. Las adenoides están formadas por un tejido similar al de las amígdalas, pero que se localiza en la parte posterior de las fosas nasales, en un sitio denominado rinofaringe. El crecimiento de las adenoides puede llegar a obstruir completamente el paso del aire proveniente de las fosas nasales hacia la vía aérea inferior.

Hipertrofia amigdalina


La hipertrofia amigdalina es el aumento del tamaño de las amígdalas. 

​​

Tamaño de las amígdalas:


GRADO 1: Disminución menor al 25 %

GRADO 2: Disminución del 25 al 50%

GRADO 3: Disminución del 50 al 75%

GRADO 4: Disminución mayor al 75%

Amigdalitis crónica


Se conoce como amigdalitis crónica a la inflamación de largo tiempo de evolución de las amígdalas palatinas. Entre las potenciales causas pueden incluirse infecciones, presencia de múltiples criptas o "cavernas" en la superficie de la amígdala que lleve a la acumulación de caseum (estructuras redondeadas blanquecinas/amarillentas, fétidas, que pueden causar sensación de cuerpo extraño en la garganta o mal aliento). En este último caso la entidad se la conoce como amigdalitis crónica caseosa y, potencialmente puede requerir incluso cirugía como parte del tratamiento, especialmente en casos en los que existe una franca afección en la calidad de vida del paciente. 

INDICACIONES PARA AMIGDALECTOMÍA


En niños y personas de hasta 18 años de edad, las dos causas más comunes para amigdalectomía con infecciones recurrentes y el desorden de la respiración en el sueño (que el niño ronque). La remoción de las amígdalas y las adenoides no aumenta el riesgo de infecciones ni influye de manera significativa en las "defensas" del organismo.


En adultos las indicaciones usuales son amigdalitis crónica caseosa o hipertrofia de las amígdalas que pueden llevar a ronquido y apnea de sueño.

​​

RIESGOS

Entre los principales riesgos del procedimiento están la infección y el sangrado. El dolor de garganta puede persistir hasta por dos semanas, puede haber náusea o vómito; sed o sequedad, especialmente si ha habido vómito, sangrado, fiebre.


Como parte del proceso de la cirugía el médico ORL sabrá indicar al paciente en forma clara y detallada, los potenciales riesgos y beneficios del procedimiento, así como los cuidados a seguir con el fin de minimizar el riesgo de cualquier tipo de complicación postoperatoria.